Hoy os traemos el análisis de Sniper Elite V2 para Xbox360. El juego desarrollado por la gente de Rebellión es un shooter en tercera persona, que se convierte en primera cuando nos ponemos en modo francotirador, que podríamos definir como táctico y que recoge a modo de reboot de Sniper Elite (2005) llevando a la máxima expresión alguno de los hallazgos que aparecían en este juego.

Sniper Elite V2 se desarrolla durante el final de la Segunda Guerra Mundial en Europa, los norteamericanos han desembarcado Normandia y los rusos ya están en Berlin. Los yanquis  preocupados por que los sovieticos consigan la tecnología de los misiles intercontinentales V2, última esperanza de Hitler para ganar la guerra,  envían a la capital alemana Karl Fariburne,  un francotirador de elite, para salvar, en unos casos,  a científicos relacionados con el proyecto y en otros para matarlos para evitar que se vayan con la soviéticos.

Gráficos

Una de las grandes virtudes de Sniper Elite V2 es que los desarrolladores conocen perfectamente los límites del juego y los explotan. Eso se traslada a los gráficos que son por lo general más que correctos y que destacan por ser plenamente funcionales, es decir que están creados para poder desarrollar las tácticas adecuadas para poder llevar todas y cada una de las misiones a buen fin.

Si bien, a excepción de algunas misiones concretas, casi todas se desarrollan en un Berlín derruido del que quedan pocos edificios en pie, en ese aspecto nos encontramos con una  descripción visual del espacio es más que correcta. Sin embargo, a pesar de que en un primer momento el juego parece un sandbox no es así. Los espacios se ven limitados por paredes invisibles y por barricadas que evitan que continuemos por una calle. Lo dicho, el juego solo tiene la apariencia de sandbox lo que nos permite poder abordar las misiones desde diferentes puntos, pero eso si abocadas a una linealidad narrativa, ya que hasta que no consigamos llegar a completar parte de una misión, no podremos comenzar la siguiente parte. Pero dentro de esa corrección en la descripción de los espacios, y es que uno no puede parar de recorrerlos en busca de los lingotes de oro o para rastrear alguna de las botellas ocultas, nos encontramos con algo que brilla, y no solo en el sentido literal de la palabras, se trata de la luz. Esta puede convertirse en un aliado o en nuestro peor enemigo. Por momentos podemos determinar por las sombras cuantos enemigos puede haber en una sala o bien nuestra sombra puede delatarnos.

Si en el aspecto que acabos de describir podemos definir el juego como correcto, ya que el personaje principal está bien definido y los enemigos son reconocibles tanto por los uniformes como por la graduación que cada uno de ellos ostenta.  Parece que una de las obsesiones de los desarrolladores pasa en gran parte por hacer parecer lo mas humanos posibles a las tropas que tenemos que abatir. Es en esa obsesión que la gente de Rebellion se ha esmerado en las cinemáticas de la killcam, esto es, cada vez que matamos, no siempre pero casi siempre, se genera una animación que nos muestra la trayectoria de la bala, lo cual nos permite también vislumbrar si hay algún adversario oculto, y el lugar de entrada de la bala y en ocasiones se nos muestran los daños internos. Con una especie de rayos X con los que podemos ver desde la rotura de huesos hasta los daños en los órganos internos, también se muestran estas animaciones cuando conseguimos logros como. Meterle a alguien una bala en el cerebro a través del ojo, o matar a dos enemigos con una sola bala. La killcam ya se utilizo en el primer Sniper Elite y reutilizada de manera evidente en Fallout 3, aunque no con el detalle con el que nos regalan en Sniper Elite V2.

Las otras cinemáticas que destacan son las de carácter narrativo, son las justas y necesarias, por lo general están a mitad de misión y al final, al principio se nos plantea la misión mientras carga el nivel. En el aspecto gráfico también destaca el detalle con el que se ha reproducido no solo los uniformes, los espacios, si no también la parafernalia nazi y soviética, la poca que aparece, y los vehículos.

A modo de resumen, en este apartado podemos considerar Sniper Elite V2 como un juego más que correcto en el que quedan clara sus prioridades: entretener y picar al jugador para que cada vez sea más certero en sus disparos al enemigo.

Música/FX

Estamos ante uno de los elementos más controvertidos del juego. Si bien la música que acompaña todas las misiones de nuestro francotirador es monótona y en ocasiones inaudible del poco referente emocional y narrativo que nos ofrece, esta solo cambiará por dos motivos: el primero de ellos es cuando concluimos una misión la animación se acompaña de una música diferente a la que solemos oír en el continuo musical del videojuego. En segundo lugar, nos serviremos de la música para saber si nos han detectado y el tiempo que dura el estado de alerta del enemigo, el volumen de la música sube automáticamente, ya que cuando estén en modo reposo el volumen de la música bajará.

Por otro lado están los FX, que en un juego de estas características en el que la infiltración del personaje se convierte en un aspecto muy importante, cuyo balance es positivo: esto va desde la elección del arma, el ruido, o si vamos corriendo andando o arrastrándonos, es fundamental para llevar a acabo la misión, ya que cualquier tipo de ruido no deseable puede lleva al traste nuestra misión. También es importante porque también podremos saber la distancia a la que se encuentran nuestros enemigos dependiendo de la claridad con la que oigamos la conversación de estos. Y aunque tengamos la opción de poner subtítulos a los enemigos, es mejor no hacerlo, no entender lo que dicen y dejarse llevar por el instinto.

Sin embargo, los FX del juego que son por lo general funcionales y correctos tienen una pequeña nota negativa. Hay dos misiones en las que un sonido es repetitivo hasta aburrir, concebido para poder llevar nuestra misión a cabo. La tercera misión del juego en la base de los V2 en la que la megafonía suena repetitivamente hasta que matas a todos los adversarios y en otra en la cual el inicio de la misión hay una iglesia y suena la campana con la misma intención, lo cual desvirtúa los logros y habilidades del jugador.

Aunque en algunos casos el sonido de la bala entrando en la cabeza y rebotando en el casco es sencillamente alucinante.

Jugabilidad.

Sniper Elite V2 es ante todo un shooter  en tercera persona y esa es primordialmente lo que define la jugabilidad del juego. Pero, y eso es lo bueno, es un shooter diferente que podemos definir como relajado pero intenso. ¿Por qué? Porque hemos de esperar nuestro momento no nos vale ir por cualquiera de los escenarios derruidos de la ciudad de Berlín pegando tiros a diestro y siniestro sino que tenemos que esperar nuestro momento, calcular nuestras posibilidades y preparar nuestra estrategia de escape, pero no solo eso los momentos antes de matar a alguno de los enemigos puede ser tenso de tal manera que cualquier error por nuestra parte pueda llevar al traste nuestras intenciones. Eso si, podemos jugar con cualquiera de las armas y con cualquier tipo de estrategia por ejemplo: si decidimos ir con cualquiera de los subfusiles que tengamos a mano ya sea la Thompson o la MP 40 en plan Rambo podemos, pero tenemos que tener en cuenta que los francotiradores enemigos nos van a eliminar rápidamente de manera que la dinámica inicial del juego asigna cada tipo de arma a situaciones concretas.

En el caso de las infiltraciones podremos optar por las pistolas con silenciador o por romperles el cuello a los vigías que estén despistados, en el caso de que estemos en un sitio apostados para disparar y nos descubran debemos optar por los subfusiles o preparar anteriormente trampas explosivas. En todo caso Rebellion  profundiza en hacer un shooter en tercera persona que deje un gusto en la boca diferente al que suelen dejar otros juegos del mismo género llegando un poquito más allá. Posiblemente no sea una orgia de sangre en la que matamos a miles de enemigos sino que la acción premeditada hace que el juego se disfrute de otra manera, esto viene condicionado completamente por la killcam. Esta condiciona la jugabilidad hasta el punto que las misiones que debemos abordar se ven desplazadas en pos de poner en juego la habilidad del jugador ya que cada disparo es un reto que consiste en meter una bala entre ceja y ceja de cada uno de los enemigos, llegar al cerebro a través del ojo, hacer detonar las granadas que llevan en el cinturón o matar dos enemigos con una bala. Esa es en realidad la verdadera misión de este juego, acertar donde nos lo propongamos a la mayor distancia posible, este tipo de dinámicas se verían potenciadas con mandos que tuvieran el gatillo mucho más sensible de lo que lo suelen tener.

En cuanto a los niveles de dificultad del juego vienen determinado por la balística, es decir, en el nivel de dificultad más sencillo intervienen menos factores a la hora de acertar, a medida que subimos la dificultad del juego tenemos que tener en cuenta la caída de la bala (gravedad), la altura a la que está el oponente, el viento, etc… En cuanto a las diferentes misiones  la dificultad de las mismas va en proporción de la cantidad de rivales que debemos evitar o derribar y en que los francotiradores están más ocultos o en movimiento. Ese es otro de los aspectos discutibles de la IA del juego a cualquier ruido se refugian y empiezan a disparar a tu posición, sin embargo, y esto es positivo no siempre se repiten las dinámicas de los enemigos y no siempre te atacan por el mismo flanco del escenario. A todo eso hay que añadirle la obsesión por buscar botellas y lingotes de oro.

Conclusiones.

Sniper Elite V2 es un juego muy valiente por querer diferenciarse de otros shooters en tercera persona. En primer lugar por optar por hacer un juego en el que la estrategia juega un papel principal, en segundo lugar por evitar que sea la típica heroic bloodsheed y tercero por la elección y la calidad en la reproducción del lugar y el momento. Tenemos que plantearnos que se trata de un juego para todos los públicos en el sentido de que es para aquellos que les gusta este género como para aquellos que no les gusta. En definitiva un juego muy entretenido, muy adictivo y muy divertido, que de eso se trata.

Lo mejor

  • El nivel medio tiene una dificultad aceptablemente alta.
  • La posibilidad de llevar a cabo las misiones de diferentes maneras
  • La killcam es sencillamente deliciosa.
  • Las animaciones del modo historia son las justas, sin demasiado rollo y van al grano.
  • Esta completamente en castellano.

 Lo peor

  • Lo corta que es la campaña, no llega a 10 horas.
  • Que no aprovechen los escenarios para crear un entorno sandbox.