Hace casi medio año fue el cumpleaños de nuestro fontanero favorito, el cual lleva 25 años dando guerra, y para todos los que no lo sepan, Mario le debe parte de su fama al primer juego en el que salió nuestro fontanero, un juego cuyo protagonista era Donkey Kong, y ahora regresa para de nuevo llenarnos la cabeza de puzles y rompecabezas que gracias a los mini-Mario, deberemos resolver en nuestra consola portátil Nintendo DS.

El juego comienza en la inauguración de un parque de atracciones creado por nuestro amigo Mario, en el que invita a su amiga Pauline para presidir el evento, y así ayudar en el arranque a este proyecto de nuestro protagonista.

Acto seguido Mario indica una oferta en la entrada, que los 100 primeros que entren al parque, se llevaran en exclusiva una figurita de su amiga, y Donkey corriendo intenta conseguir una preciada figura de su amor platónico, y al estar agotadas, este decide raptarla.

Este es el comienzo de este juego para Nintendo DS, de más de 100 niveles, que también podremos completar creando nuestros propios niveles y compartirlos con nuestros amigos y compañeros para expandir la experiencia completa de este juego.

Ya que ya sabemos algo más sobre este juego, vamos a proceder al análisis de los siguientes puntos:

Gráficos:

Los gráficos de este nuevo pario para la consola portátil Nintendo DS son bastante buenos, contando siempre que es un juego Mario, en el que el realismo no es lo importante en estos casos.

Como vemos en la imagen, los mapas son muy coloridos y muy sencillos de diferenciar todas y cada una de las partes del mapa lo que hace que el sistema de juego sea simple y a la vez sencillo de comprender que es lo que nos proponemos hacer en cada uno de los escenarios.

Música/FX:


La música como en todos los juegos de Mario, es de una calidad bastante alta, y con varios toques de su ritmo inconfundible, y la ambientación que da dependiendo de qué tipo de fase estemos jugando, hace que el apartado de música sea inconfundible y siempre con ese toque vintage que a muchos de nosotros nos encanta.

Los efectos de sonido han sido mimados hasta el punto de que incluso al cerrar la pantalla de la consola los han incluido, eso denota con el cariño que han realizado esta nueva y última/nueva versión del juego clásico de Mario.

Jugabilidad:

Al tener una gran cantidad de niveles, y que la dificultad de los mismos valla en progresivo aumento, hace que el juego no sea en ningún momento repetitivo o aburrido, y más teniendo en cuenta que cada grupo de 10 niveles contiene una batalla contra nuestro enemigo, Donkey Kong, para poder intentar salvar a nuestra amiga Pauline.

También, si tenemos conexión a internet en nuestra portátil, cada cierto tiempo parece que se irán incluyendo nuevas fases para el modo historia del juego, aunque también, podremos crear nuestros propios niveles o jugar a los creados por otras personas y poder valorarlos, según lo que nos haya costado o gustado el nivel.

Respecto al manejo del mismo, comentar que es muy simple gracias a la utilización del Stylus de la consola, que facilita y simplifica el uso de todos los artilugios con los que deberemos de rescatar a Pauline.

Cabe destacar, que el sistema de ayuda, por si no sabemos el uso de alguno de los objetos o qué significado tiene cada uno de ellos, es de lo más simple ya que con únicamente pulsar el botón R, y picar encima del objeto, ya nos aparecerá la explicación mediante imágenes y un texto corto de qué utilidad tiene ese objeto.

Resumen final:

En definitiva, es un juego de mucha calidad, de gran colorido y de una duración bastante alta, ya que gracias a sus más de 100 niveles y su progresivo aumento de dificultad hará que el número de horas sea bastante elevado. Un gran juego que si tienes la portátil de Nintendo, no debe faltar entre tu colección.

NOTA FINAL 8