La llegada del parche 4.3, con el buscador de bandas, ha supuesto un novedoso cambio de conceptos en World of Warcraft en lo que a raidear se refiere. Si bien hace no mucho hablábamos de dos modos de juego:

  • Modo Normal: Es decir, el método más conocido, la mayoría de la población optaba por este modo de raideo, permitiéndole ver el contenido del juego y su historia a un nivel amateur por llamarlo de algún modo.
  • Modo Heroico: Los logros más difíciles y encuentros más complejos del juego se juegan en este ámbito. La verdadera habilidad del jugador se mide en estos encuentros.

Sin embargo ahora aparece el famoso “Buscador de bandas” que permite de una forma más cómoda raidear, pudiendo ver todo el contenido y colocándote unos boses con una complejidad de combate prácticamente nula para ser más accesibles a un mayor número de jugadores. En definitiva: se baja la dificultad por el buscador de bandas, aunque todos los objetos que obtengas usando esta herramienta llevarán la etiqueta (escrita en verde) de “buscador de bandas”.

Probablemente en 1-2 meses la mayoría de la comunidad de jugadores de WoW hayan limpiado por completo la raid “La Caída de Alamuerte” y haya visto todo el contenido. ¿Qué queda entonces? Subir otro personaje, logros raros o… los modos heroicos. Quizás esta sea la manera de que los jugadores vean que el contenido no está realmente en finalizar una raid, sino en hacerla en Modo Heroico. Los verdaderos retos, la constancia de trabajo de 25 personas y el esfuerzo se ven recompensados en este modo realmente.

Un parche que en definitiva está haciendo que todos los jugadores hagamos de beta tester para que Blizzard escatime si el nuevo sistema funciona o no en el colectivo. Tiene todo el sentido, teniendo en cuenta que el rey de los MMORPG ha ido disminuyendo su dificultad desde su salida hace más de 7 años, intentando adaptarse a los nuevos jugadores, que no son los que están todo el día delante de la pantalla, sino los que pueden conectarse un rato al día y hacer 2 o 3 cosas, los llamados casuals. Este cambio se nota en la empresa, ya que como anunciaron ante la salida del parche 4.3, no estaban trabajando mucho en las texturas de la nueva raid (La Caída de Alamuerte) debido a que el equipo estaba inmerso en otro proyecto (Mits of Pandaria probablemente). Y aun les queda una dura batalla por librar: por un lado Guild Wars 2, y por el otro y pisando fuerte: Star Wars The Old Republic.

Blizzard siempre ha estado a la altura, consagrándose como el MMORPG definitivo que iba aguantando los nuevos juegos y manteniéndose en el primer puesto. Veremos como avanza…