Motomu Toriyama de Square-Enix ha confirmado a Famitsu que a diferencia de su predecesor, el nuevo Final Fantasy solo ocupara un disco en su versión para Xbox 360. Esto es debido en gran parte a que en esta ocasión muchas de las cinemáticas se moverán con el motor gráfico del juego, lo que reducirá sensiblemente el espacio necesario para este.

 
Toriyama ha confirmado también que el juego contara con QTE (Quick Time Events), aunque ha asegurado que el que estos no se hagan correctamente nunca supondrá una penalización en el juego, así que se espera que no afecte demasiado a la mecánica lo nuevo de Square-Enix.