Infinity Ward, compañía encargada de desarrollar Call of Duty: Ghosts, ha expresado a través de Mark Rubin (su máximo responsable) su opinion a Game Informer, sobre la cada vez mas dificil tarea de hacer juegos:

“Da miedo, y dejo de hablar de Call of Duty por un momento, pero los juegos son cada vez más difíciles de hacer y más caros de producir. Siento que los estudios pequeños tienen problemas. No puedo hablar por ellos, pero creo que están teniendo problemas para hacer grandes juegos que lleguen al gran mercado de títulos de alto presupuesto porque son más difíciles de hacer”.

“La gente quiere gráficos cada vez mejores; la gente quiere diseños artísticos cada vez más realistas, y eso tiene un precio”.

 

InfinityWard