Tenía que ser en Japón y además con su consola nipona, Nintendo 3DS vendió en su primer día en el mercado 400.000 unidades que estaban disponibles en tiendas. Se vendieron como churros, gracias en parte, a que la mayoría las reservaron hacia ya unas semanas, por lo que no hubo el caos que es casi habitual cuando se estrenan consolas nuevas, y sobre todo en Japón. Eso sí, hubo que traer nuevas existencias ya que el flujo de personas no cesó de llegar a las tiendas hasta su cierre.

Veremos en las próximas semanas y meses, si mantiene el éxito de las primeras semanas, y sobre todo, cuando llegue a Europa el 25 de Marzo y en América dos días después, si esa fiebre que se ha despertado en Japón ante la primera consola 3D sin gafas del mercado, tiene el éxito que, prevemos, tendrá. Mientras podréis ver el pre-análisis que hicimos en exclusiva en nuestra web, cuando pudimos probarla con nuestras propias manos.

Por cierto, decir, que en la foto aparece Toyohisa Ishihara, el primer comprador de la consola. La foto pertenece a la agencia Reuters.