El ‘thriller’ policiaco se exhibirá en la sección oficial del festival de Tribeca.

El coche aparece empotrado en una valla publicitaria. La conductora, una actriz famosa, y su joven acompañante, decidida a abrirse camino en el mundo del cine a cualquier precio, aseguran que han sido drogadas. El acelerador del vehículo está trabado con una cabeza decorativa. ¿Intento de asesinato? Tras interrogar a las víctimas y su entorno más próximo, el detective Cole Phelps comprende que ha topado con lo más sórdido de Los Ángeles, donde todo el mundo tiene algo que esconder en 1947.

Así empieza Ídolo caído, una de las tramas del thriller policiaco L.A. Noire, que aspira a convertirse en un superventas a partir del próximo 20 de mayo, cuando se comercializará para las consolas xBox 360 (Microsoft) y PlayStation 3 (Sony). De momento, ya ha cautivado al neoyorquino Tribeca Film Festival, que lo mostrará en su sección oficial.

El certamen cinematográfico cofundado por Robert de Niro en 2002 apuesta por este videojuego de investigación y acción, donde priman más los interrogatorios que la habilidad con las armas, porque supone un “mundo narrativo nuevo, mitad cine mitad juego, y de una expresión, interactividad e inmersión nunca vistos”, según el director creativo del festival, Geoff Gilmore.

“No pretendemos hacer películas interactivas, hacemos videojuegos que sean cinematográficos,” aseguraba Ramsey para su audiencia.

Presentaba el gameplay del caso del Asesinato del Pintalabios Rojo, el primer caso del protagonista, Cole Phelps, en su primer día en el departamento de Homicidios.