“La creencia de incrementar las ventas haciendo que tu juego esté más protegido es contraproducente. Es una cuestión de servicio, no de tecnología”, son las palabras de Gabe Newell, Director de Valve.

“La piratería no es uno de nuestros problemas. Cuando llegamos a Rusia todo el mundo nos decía que no íbamos a hacer dinero allí, que todo el mundo piratearía. Pero la situación fue bien distinta” continua.

Segun Newell, la raíz del problema nace cuando el jugador se decide a comprar un juego: “miran la situación y dicen ‘Jesús, los piratas me dan mejor servicio. La mejor manera de luchar contra la piratería es creando el servicio que la gente necesita. Creo que las editoras con DRM venderán menos copias de sus juegos y crearán más problemas”