Estos últimos meses han sido duros para la sobremesa de Nintendo. Los últimos datos de las ventas de NPD, el organismo encargado de ofrecer las estadísticas de ventas mensuales de hardware y software en Estados Unidos, no le sonrien a la consola Wii, teniendo en frente una Xbox 360 bastante fuerte gracias, en parte, a Kinect, además de los pocos juegos que se han anunciado a lo largo del año. Wii vendió durante todo el año pasado 6,92 millones de unidades, mientras que X360 6,81 millones, 110.000 unidades menos.

Pero no solo vale ese dato, la tendencia es más negativa si se miran las ventas que si se presta atención a los ingresos derivados. La tasa de ingresos ha caído un 20%, pronosticando unos ingresos de 2.500 millones de dólares aguantando el descenso del 26% de la tasa de ingresos generados. Por eso Nintendo se ha puesto manos a la obra y tienen una planificación más abierta para, en un futuro muy cercano, sacar mas accesorios y juegos, tales como los que ya hemos comentado anteriormente aquí.